Tu Calidad de Vida (Diego Gallardo)

Salud, Bienestar y Calidad de Vida


1 comentario

Las tres puertas

Una breve reflexión sobre las habladurías.

Estaba una tarde un viejo sabio ocupado en sus menesteres cuando de pronto su joven discípulo llegó a su casa y alterado le dijo:

-Oiga, maestro me han comentado que un amigo suyo estuvo hablando muy mal de usted por todo el pueblo.

-¡Espera un momento, no continúes!- le interrumpió el maestro-. ¿Ya has hecho pasar por las tres puertas lo que vas a contarme?

-¿Las tres puertas?- le preguntó extrañado su discípulo.

-Sí. La primera es la verdad. ¿Estás seguro de que lo que quieres decirme es absolutamente cierto?

-No, maestro. Lo oí comentar a unos vecinos.

-Al menos lo habrás hecho pasar por la segunda puerta, que es la bondad. Eso que deseas decirme, ¿es bueno para alguien?

-No, en realidad no. Al contrario…

-¡Ah, vaya! La última puerta es la necesidad. ¿Es necesario hacerme saber eso que tanto te inquieta?

-A decir verdad, no. Pensándolo bien, maestro, no tengo la certeza de que sea cierto, ni es bueno, ni tengo necesidad de contárselo ni usted de oirlo…

-Entonces -dijo el sabio sonriendo- Si no es verdadero, ni bueno ni necesario, enterrémoslo en el olvido, y prepara un delicioso té verde con pastas para merendar los dos juntos, hoy has aprendido una buena lección.

* A menudo perdemos el tiempo dando pábulo a comentarios que en nada beneficia a nadie…

Anuncios


2 comentarios

La misteriosa casa abandonada

 

Cuenta una vieja historia, que hace tiempo, en un pequeño y lejano pueblo, había una misteriosa casa abandonada a la que nadie se acercaba…

Cierto día, un joven y juguetón perrito buscando refugio del sol, logro meterse por un agujero de una de las puertas de dicha casa. El perrito subió lentamente las viejas escaleras de madera, que crujieron bajo sus patas. Al terminar de subir las escaleras se topo con una puerta semi-abierta; lentamente se metió en el cuarto.

Para su sorpresa, se dio cuenta que dentro de ese cuarto habían otros 1.000 perritos mas observándolo tan fijamente como él los observaba a ellos. El perrito comenzó a mover la cola y a levantar sus orejas poco a poco. Los 1.000 perritos hicieron lo mismo. Posteriormente sonrió y le ladro alegremente a uno de ellos. ! El perrito se quedo sorprendido al ver que los 1000 perritos también le sonreían y ladraban alegremente con el !

Cuando el perrito salió del cuarto se quedo pensando para sí mismo: “¡Que lugar tan agradable. Voy a venir mas seguido a visitarlo!”

Y se fue mas contento de lo que llegó a esa vieja casa abandonada.

Poco tiempo después, otro perrito callejero entro al mismo sitio y se encontró entrando al mismo cuarto. Pero a diferencia del primero, este perrito al ver a los otros 1.000 perritos del cuarto se sintió amenazado ya que los 1.000 perritos que tenía enfrente lo estaban mirando de una manera agresiva.

Asustado empezó a gruñir; obviamente vio como los 1.000 perritos le gruñían. Comenzó a ladrarles ferozmente y los otros 1000 perritos le ladraron también a el. Cuando este perrito salió del cuarto pensó: “¡Que lugar tan horrible es este. Nunca mas volveré a entrar allí!”

Y se fue con una sensación horrible de aquel maldito lugar.

Ninguno de los dos perritos que entraron en la vieja casa abandonada en la que se encontraron con los 1.000 perritos, se dió cuenta que enfrente de dicha casa se encontraba un viejo letrero que decía:

“La casa de los 1000 espejos”

No hace falta aclarar que ambos perritos lo que vieron en el fantástico cuarto de los 1.000 perritos, no era realmente lo que parecía, sino que era su propio reflejo en cada uno de los 1.000 espejos de aquel cuarto, y que percibieron lo que ellos estaban demostrando, un perrito demostró amabilidad y amistad y el otro miedo y agresividad.

El reflejo de nuestros gestos y acciones es lo que proyectamos ante los demás. No somos responsables de la cara que tenemos, sino responsables de la cara que ponemos.



Deja un comentario

RESILIENCIA y FELICIDAD

Hace tiempo que vengo escuchando un concepto que, aunque como término es reciente, si me resulta familiar desde hace muchos años: La Resiliencia.

Si acudimos al nuevo catecismo, es decir, a la Wikipedia, este sería su significado:

“El término resiliencia se refiere a la capacidad de los sujetos para sobreponerse a períodos de dolor emocional y traumas. Cuando un sujeto o grupo (animal o humano) es capaz de hacerlo, se dice que tiene una resiliencia adecuada, y puede sobreponerse a contratiempos o incluso resultar fortalecido por los mismos.”

Dicho de otro modo, quizás mas coloquial, la resiliencia es la capacidad para superar las adversidades y transformarlas de manera que nos puedan servir de experiencia para sucesivas vivencias.

La resiliencia, es el espíritu del Ave Fénix, ave mitológica del tamaño de un águila, de plumaje rojo, anaranjado y amarillo incandescente, de fuerte pico y garras. Se trataba de un ave fabulosa que se consumía por acción del fuego cada 500 años, para luego resurgir de sus cenizas.

La personalidad resiliente, tiene la capacidad de, una vez azotado por un contratiempo grave, resistir al envite y ser capaz de afrontar la realidad, transformando ese contratiempo de manera positiva y constructiva. Tiene la fortaleza del junco o la caña de bambú, que aunque se golpeé o el viento la azote, tiene la fuerza suficiente para adoptar de nuevo su posición erguida.

Los puntos fuertes de la Resiliencia, que no son pocos, son estos:

  • Autoestima: Este es el punto fundamental, la autoestima se cimienta en un buen aprendizaje y una buena estimulación en la infancia.
  • Introspección: Capacidad de preguntarse a sí mismo y darse una respuesta honesta. Depende de la solidez de la autoestima que se desarrolla a partir del reconocimiento del otro. Muy importante en la edad juvenil para no dejarse llevar por grupos de presión.
  • Independencia: Saber fijar límites entre uno mismo y el medio con problemas; la capacidad de mantener distancia emocional y física sin caer en el aislamiento.
  • Capacidad de relacionarse: Es decir, la habilidad para establecer lazos e intimidad con otras personas, para equilibrar la propia necesidad de afecto con la actitud de brindarse a otros. Una autoestima baja o exageradamente alta producen aislamiento.
  • Iniciativa: Capacidad de exigirse y ponerse a prueba en tareas exigentes.
  • Humor: Encontrar lo cómico en la propia tragedia. Permite ahorrarse sentimientos negativos aunque sea transitoriamente y soportar situaciones adversas.
  • Creatividad: La capacidad de crear orden, belleza y finalidad a partir del caos y el desorden. Fruto de la capacidad de reflexión.
  • Moralidad: Entendida ésta como la consecuencia para extender el deseo personal de bienestar a todos los semejantes y la capacidad de comprometerse con valores.
  • Capacidad de pensamiento crítico: Es una capacidad fruto de las combinación de todas las otras y que permite analizar críticamente las causas y responsabilidades de la adversidad que se sufre y se proponen modos de enfrentarlas y cambiarlas.

Por otro lado, el título habla de FELICIDAD, concepto un poco ambiguo, ya que cada uno tenemos una idea de que es la felicidad para nosotros, hace unos día oí una definición de felicidad a la que le vengo dando vueltas en la cabeza:

“Felicidad es gozar de buena salud… y no tener memoria”

Esta definición es curiosa y discutible, ya que sería imposible ser feliz sin recuerdos reconfortantes, aunque si somos capaces de olvidar las experiencias aversivas, creo que si que llegaríamos a ser un poco mas felices.

Para mi la felicidad es un concepto temporal, creo que tanto la felicidad, como la infelicidad, son momentos en los que se dividen nuestra vida, nadie es siempre feliz o infeliz para siempre.

Enlazando los dos conceptos RESILIENCIA y FELICIDAD pienso que están ligados. Para ser felices, debemos ser selectivos con los recuerdos, es decir, conservar los reforzantes y olvidar los aversivos, y debemos de potenciar nuestra capacidad de resiliencia, aprender de los errores, de los problemas y los traumas.

Tenemos que crear una personalidad resiliente, aunque esta se forja en la niñez con el refuerzo positivo y las muestras de cariño de nuestros padres, debemos de tratar de modificar nuestra manera de encarar los problemas.

Saber ver los problemas de manera proporcionada, sin tragedias innecesarias y buscando las soluciones en vez de quedarnos con la sensación de angustia y pánico ante un problema.

Por último, tenemos que hacer que nuestros hijos forjen una personalidad resiliente, fomentando su autoestima y reforzando positivamente sus actos, haciéndoles fuertes ante la adversidad.

Para acabar, te dejo un vídeo con una canción que es un himno a la resiliencia, difrútalo y atención a la letra…

Diego Gallardo

Tu Calidad de Vida


Deja un comentario

Video: Frases e Imagenes, Tu Calidad de Vida.

Algunos me habéis pedido que montase un vídeo con todas la frases e imágenes de Tu Calidad de Vida. Bueno, pues aquí está.

Le daremos un toque cinematográfico: ” Tu Calidad de Vida: El vídeo “

En el vídeo, acompañado de una música muy relajante, podrás ver todas las imágenes y frases que hemos compartido desde Abril hasta ahora, Agosto de 2.011, casi 5 meses.

Espero que te guste, que lo compartas y que dentro de poco podamos hacer un vídeo mucho mas extenso.

 

 

 


Deja un comentario

Ser un LIDER en 10 dias

Si realmente quieres ser un líder. Si quieres recibir cada día cientos de emails pidiéndote consejo. Si quieres despertar interés y tener magnetismo personal. Si quieres que las personas, a tu paso, te alaben. Si quieres que desde los balcones te lancen pétalos de rosas y jazmines. Si quieres que decenas de personas callen cuando tu comienzas a hablar. Si quieres, también, que en las próximas generaciones nazcan miles de niños a los que sus padres, en la pila bautismal, los bendigan con tu nombre… sigue estos diez pasos… ¡ si puedes !

Evidentemente he exagerado un poco en el preámbulo anterior, es imposible cambiar todos nuestros hábitos en diez días ¿o no?, pero vamos a ver una serie de cualidades que te harán llegar a ser un líder con más facilidad, entendiéndose por liderazgo el conjunto de capacidades que un individuo tiene para influir en un conjunto de personas, haciendo que este equipo trabaje con entusiasmo en el logro de metas y objetivos. También se entiende como la capacidad de tomar la iniciativa, gestionar, convocar, promover, incentivar, motivar y evaluar a un grupo o equipo.

Vamos con esas diez cualidades, una para cada día.

 

Día 1º-  Convence, primero, al que te mira desde el espejo.

Tu fan número 1, el responsable de marketing y publicidad de tu personalidad, tu manager o representante es la persona que te mira desde el espejo cada mañana. Es a esa persona a la que tienes que convencer, en primer lugar, de tu valía.

El primer día lo dedicaremos a repetirnos una y otra vez todas nuestras aptitudes y puntos fuertes. Eres un ser único, no hay nadie como tu, ni lo habrá jamás sobre la faz de la tierra.

Tienes todos los ingredientes del éxito, con la suficiente actitud podrás conseguir lo que te propongas.

Piensa lo siguiente: Tanto si piensas que fracasarás, cómo si piensas que conseguirás el éxito, en ambos casos, ACERTARÁS.

 

Día 2º-  Desarrolla una personalidad edificante.

A partir del segundo día, trabaja en este importante aspecto. Aprende a tener una actitud edificante. Trata de edificar con todos tus comentarios. Edificar es lo contrario que demoler, y a veces somos “demoledores” con nuestros comentarios.

Cuando hables sobre alguien, EDIFICA, habla de los aspectos positivos de esa persona, sobre todo, si no está delante. Lo peor de un “líder” es que critique a otros a sus espaldas. No entres en conversaciones demoledoras, ese no es lugar para un líder.

Se constructivo en la crítica y siempre destaca los aspectos positivos de las personas y situaciones. Eso hará que la gente quiera estar a tu lado.

 

Día 3º-  Aprende a preocuparte realmente por los demás.

Empieza a aprender a escuchar. Las personas valoran sobremanera a las personas que las escuchan. Todos queremos que nos dediquen cinco minutos de tiempo.

Aprende a escuchar, a recordar los nombres de las personas. Créate el hábito de interesarte por su familia, si tienen pareja, si tienen hijos (sus nombres), las personas te lo agradecerán.

Te verán como alguien cercano. Sobre todo aprende a escuchar activamente, que la otra persona “vea” que la estás escuchando.

 

Día 4º-  Sé autodisciplinado.

Márcate un objetivo claro, comunícalo a los que te rodean, establece objetivos a corto, medio y largo plazo, y trabaja duro para conseguirlo.

Debes marcarte un objetivo y comprometerte de tal manera con él, que no tengas miedo en comunicárselo a los que te rodean. Eso dirá de ti que eres una persona con metas claras y transmite seguridad a los demás.

Establece metas a corto plazo, estas metas son metas de seguimiento, fáciles de abordar y te imprimirán seguridad en ti mismo.

Las metas a medio y largo plazo serán una consecución de ir cumpliendo las de corto plazo, llegarán en su momento.

Las personas, se dejarán guiar por ti, si ven que tienes clara tu hoja de ruta hacia el éxito.

 

Día 5º-  Aprende a hablar desde el corazón, sé apasionado.

Se apasionado en tu misión, si trasmites pasión se contagiará. Una persona apasionada en un objetivo, genera a su alrededor un clima de positivismo que ayuda a sus semejantes a conseguir sus metas.

Habla con pasión sobre tu misión y la misión de los demás. Todos buscamos a una persona a nuestro lado que nos dirija con pasión y con las ideas claras.

 

Día 6º-  Aprende a ser proactivo.

Os dejo una definición de proactividad: El término proactivo refiere a una actitud que puede ser observable en cualquier ser humano y que se caracterizará principalmente entre otras cuestiones por el asumir el control de su vida de modo activo, es decir, lo estático, lo permanente, para una persona que decide como forma de vida adoptar la proactividad no existirá más si es que alguna vez existió, ya que la iniciativa en el desarrollo de acciones marcadas por la audacia y la creatividad serán la manera natural de actuar y comportarse de una persona proactiva/o.”

Una persona proactiva toma las riendas de su vida, no se deja avasallar, ni desmotivar por nadie. El proactivo, maneja su vida y sabe adaptarse, modificarse y actualizarse para sacar máximo provecho a las oportunidades que le surgen (o a las oportunidades que él crea con su actitud).

 

Día 7º-  Aprende a practicar la comunicación asertiva.

“Como estrategia y estilo de comunicación, la asertividad se diferencia y se sitúa en un punto intermedio entre otras dos conductas polares: la agresividad y la pasividad (o no asertividad). Suele definirse como un comportamiento comunicacional maduro en el cual la persona no agrede ni se somete a la voluntad de otras personas, sino que manifiesta sus convicciones y defiende sus derechos.

Es una forma de expresión consciente, congruente, clara, directa y equilibrada, cuya finalidad es comunicar nuestras ideas y sentimientos o defender nuestros legítimos derechos sin la intención de herir o perjudicar, actuando desde un estado interior de autoconfianza, en lugar de la emocionalidad limitante típica de la ansiedad, la culpa o la rabia”.

La comunicación asertiva se puede entrenar y nos servirá parapoder comunicarnos con cualquier persona sin crear conflictos innecesarios. Un líder que se precie, debe ser asertivo, para poder comunicarse sin herir sensibilidades, aun cuando está dando un punto de vista contrario al de la persona que tiene enfrente.

 

Día 8º-  Desarrolla la credibilidad.

Nadie sigue a un líder, si no cree en él. Sé claro, sincero y honesto.

La credibilidad es fugaz y como se consigue se puede desvanecer en el aire. Trabajemos este particular aprendiendo a ser sinceros y creíbles.

No debemos temer ser claros y sinceros, aunque tenemos que aprender a decir lo que pensamos, pero sobre todo pensar, muy bien, lo que decimos.

 

Día 9º-  Refuerza tu carisma.

Estamos casi llegando al final, el noveno día trabajaremos el carisma. El carisma es la cualidad de atraer y “cautivar” a los demás. Desde un punto de vista positivo y sin afán manipulatorio, debemos de reforzar nuestro carisma, entrenando nuestra capacidad de oratoria, nuestra apariencia y sobre todo, nuestra autoestima.

Un líder carismático es aquel que transmite aun cuando está callado.

El principal aspecto es trabajar con nuestra autoestima, es primordial tener confianza en nosotros mismos, para ser carismático.

Tenemos que trabajar en nuestra forma de comunicarnos, en qué decimos y en cómo lo decimos, mejorar nuestra capacidad de hablar en público.

Hemos de cuidar nuestro aspecto exterior, la primera impresión es muy importante así que, en la medida de nuestras posibilidades, debemos de tener un aspecto inmejorable.

 

Día 10º-  Cualquiera puede ser un líder, sin ser el jefe.

Por último recuerda que aunque no tengas una responsabilidad jerárquica sobre el grupo de personas, aunque no seas el “jefe”, puedes ser el líder, así que ten en cuenta que el líder no tiene nada que ver con el puesto que ocupas, porque el líder se elige, no se impone.

Da igual en que grupo de personas te encuentres, tu puedes ser el líder, el que lleva la voz cantante, al que siguen los demás, el que dirige el barco.

El líder, sin disponer necesariamente de esta autoridad jerárquica, tiene también capacidad de decidir la actuación del grupo en base a la influencia que ejerce, que viene determinada por la “autoridad moral” que ejerce sobre el resto del equipo.

 

Hasta aquí estos diez aspectos, que aunque el título decía que se pueden aprender en diez días, creo que nos llevará algo mas de tiempo. Trabaja cada uno de ellos y lograrás ser un referente para el grupo al que pertenecer.

 

Diego Gallardo

Tu Calidad de Vida


4 comentarios

El arbol de los problemas

Este cuento nos enseña un truco para no mezclar las preocupaciones del trabajo con la familia y no llevar problemas a casa que amarguen el entorno familiar.

Un señor había contratado a un carpintero para ayudarle a reparar su vieja granja, acababa de finalizar su primer día de trabajo muy duro.

El pobre carpintero pasó una jornada bastante complicada, su sierra eléctrica se había dañado y le había hecho perder una hora de su trabajo y ahora, para colmo de males, su antiguo camión se negaba a arrancar.

El señor se ofreció a llevarlo a su casa y recogerlo al día siguiente para terminar el trabajo.

Mientras lo llevaba a su casa el carpintero permaneció en silencio, mientras el señor mirándolo de reojo pensaba:

“vaya día mas desastroso para este hombre, debe de estar bastante enfadado, se le ha roto la sierra, después el camión…” 

Una vez que llegaron frente a la casa del carpintero, que vivía en una humilde casita con tejado rojo y un pequeño jardín delantero donde florecían algunas rosas y había algunos árboles frutales, le invitó a conocer a su familia.

El señor aceptó entrar en su casa a conocer a su familia, mientras se dirigían a la puerta, el carpintero se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, tocando las puntas de las ramas con ambas manos.

Al entrar en su casa, ocurrió una sorprendente transformación.

Su bronceada cara sonreía plenamente.

Abrazó a sus dos pequeños hijos y le dio un  beso a su esposa.

Posteriormente acompañó al señor hasta el coche.

Cuando pasaron cerca del árbol, éste sintió curiosidad y le preguntó acerca de lo visto cuando entraron.

“Ese es mi árbol de los problemas”, contestó.

“Sé que no puedo evitar tener problemas en el trabajo, pero hay algo que es seguro: los problemas no pertenecen a mi casa, ni a mi esposa, ni a mis hijos. Así  que simplemente los cuelgo en el árbol cada noche cuando llego. Luego a la mañana los recojo otra vez.”

“Lo divertido es…” -dijo sonriendo- “que cuando salgo a la mañana a recogerlos, ni remotamente encuentro tantos como los que recuerdo haber dejado la noche anterior”.

* Todos debemos de encontrar nuestro “Árbol de los problemas“, para dejar fuera de nuestra casa y nuestra familia los problemas que nos aturden.

 


 


Deja un comentario

SOY un Triunfador

A partir de hoy me repetiré cada mañana, cada tarde y cada noche: “¡ SOY un Triunfador !”

Ya me cansé de comer las migajas, ya me harté de esperar, ya no soporto quedarme un paso atrás, ya llegó mi paciencia al límite.

Cada mañana cuando me despierte, me habré olvidado de mi día anterior, mi mochila estará liviana y sin peso, no recordaré sinsabores ni batallas perdidas, mi pensamiento será como un pergamino limpio aún por escribir.

Cada mañana al levantarme mis primeras palabras se las dedicaré a mi motor, a mi alma, a mi mejor amigo, a mi peor enemigo, a la fuerza que me mueve, al dueño de mi destino, al arquitecto de mi vida, en definitiva me las dedicaré a MI.

Cada mañana me levantaré con la fuerza de una manada de búfalos, me levantaré como un resorte para decirme con ímpetu: “¡ SOY un Triunfador !”

Y cada tarde, cuando comienza la segunda parte del día, cuando otros se duermen o ven la televisión para vivir la vida de otros, cuando me queda medio día para llegar a donde yo quiero estar, volveré a dedicarme esas 3 palabras.

Cada tarde, cuando comience a dudar en si estoy en el camino equivocado o no, cuando me asalte la incertidumbre, cuando aún no han hecho efecto los consejos de los pesimistas, frustrados y negativos, volveré a susurrarme esas 15 letras, como notas musicales.

Cada tarde para volver a recargar mis pilas me diré con fuerza y convicción: “¡ SOY un Triunfador !”

Así mismo, cada noche, antes del reparador sueño, cuando me tumbe en la cama y haga un balance del productivo día, cuando se relajen cuerpo y alma, volveré a recitarme esas maravillosas palabras.

Cada noche, cuando todos duerman, cuando el día ya se consumió sin remedio, cuando ya no hay vuelta atrás, cuando mi esposa e hijos descansen tranquilos y confiados en que su padre vela por ellos, volveré a dedicarme mis palabras mágicas, el abracadabra del éxito y de mi superación.

Cada noche, como un bálsamos reparador, como el elixir para las heridas sufridas en el día, volveré a repetir esas palabras.

Cada noche, antes de conciliar el sueño, me repetiré con certeza: “¡ SOY un Triunfador !”

A partir de hoy he decidido gritarme a los cuatro vientos: “! SOY un Triunfador !”

Diego Gallardo

Tu Calidad de Vida