Tu Calidad de Vida (Diego Gallardo)

Salud, Bienestar y Calidad de Vida


Deja un comentario

ESTILOS DE PERSONALIDAD “PSICOTIPOS”

Vamos a tratar un tema muy interesante para obtener mejores resultados en los procesos de comunicación con otras personas y para poder reconocer los distintos Estilos de Personalidad.

La marca numero uno en Europa 4
Cada persona es distinta a las demás, cada cual tiene su carácter y es evidente que no podemos utilizar el mismo patrón de comportamiento con todo el mundo si queremos llevar a cabo una negociación, sea del tipo que sea.En las relaciones humanas es importante identificar cual es el estilo de personalidad de nuestro interlocutor, para poder tener una relación mas provechosa y fructífera. Si logramos identificar su estilo de personalidad o “psicotipo” podremos saber cuales son sus intereses y poder utilizar los argumentos mas interesantes para cada persona.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Vamos a hacer una división de cuatro Estilos de Personalidad muy básicos, y que resultan fácilmente reconocibles si hacemos un somero sondeo sobre la persona o si estamos atentos a su comportamiento y actitud ante los demás.

Para determinar estos cuatro estilos de personalidad se utilizan dos escalas, una de dominio y otra de sociabilidad. Para hacerlo de una manera gráfica haríamos un diagrama cómo el de la foto, en el que la línea vertical sería la de Sociabilidad (desde Espontaneo hasta Autocontrolado) y la línea horizontal sería de de Dominio (Desde Dominante hasta Sumiso)

¿COMO UTILIZAR EL DIAGRAMA DEL “PSICOTIPO“?

El diagrama se utiliza de la siguiente manera. 

Lo primero es entender que significan cada uno de las cuatro cualidades de carácter que componen el diagrama:

ESPONTANEO: Alguien al que no le cuesta relacionarse con los demás, que inicia una conversación y habla con los demás sin problemas.

AUTOCONTROLADO: Persona reservada que normalmente no toma la iniciativa en las relaciones personales y que no suele mostrar sus emociones.

DOMINANTE: La persona que impone su criterio y tiene muy definido su caracter.

SUMISO: Persona que se “deja llevar” y acepta de muy buen grado las opiniones ajenas.

Tendríamos que ubicar a la persona que queremos estudiar en cada una de las dos líneas (sociabilidad y dominio), así pues si la vemos mas espontanea que autocontrolada la marcaremos en la parte media alta de la línea vertical y si la vemos sumisa, la pondríamos en la parte media derecha de la linea horizontal. Podemos hacer unas marcas de puntuación de 0 a 10 en cada una de las líneas, mira un ejemplo:

Oferta de la Semana 2

Cómo vemos en el diagrama, dependiendo de la ubicación que pongamos a cada persona, podemos obtener cuatro Estilos de Personalidad o “Psicotipos” distintos: PromotorSustentadorControlador o Analítico, vamos a analizarlos.

Estilo Promotor

Se trata de una persona activa, con mucha energía y emprendedora. Le gusta tomar decisiones rápidas y decididas. Tiene una gran capacidad para entusiasmarse con facilidad. Es ingenioso, creativo, intuitivo, impulsivo y emocional.
Es capaz de aportar innumerables ideas que espera sean tenidas en cuenta y valoradas por los demás. Para conseguirlo no duda en hacerse publicidad. Es un tipo cálido y muy volcado hacia las personas. Su impulsividad le lleva en ocasiones a reflexionar poco y a tomar decisiones rápidas, con poco rigor, de las que puede terminar arrepentido.
El estilo promotor es totalmente opuesto al estilo analítico.

Estilo Sustentador

Es un tipo de persona muy humana y acogedora. Le encanta apoyar y sustentar las ideas que otros presentan. Muy cooperador y dado al trabajo personal. Esta característica hace que su personalidad sea la ideal para desarrollar trabajos en equipo.
Tiene un carácter suave, tranquilo y pausado. Es paciente y tolerante y le gusta complacer y quedar bien con los demás.
Este tipo de personalidad está en el extremo opuesto al controlador.

Estilo Analítico

Las personas que presentan un estilo analítico se caracterizan por ser metódicas y detallistas. Les encanta estudiar las cosas en detalle y que le dejen hacer sus trabajos a conciencia. Piensan y razonan con mucha lógica y para ello buscan información y datos que le resulten fiables.
Es preciso y riguroso. Laborioso y concienzudo. No obstante suele dejarse llevar ante las situaciones. Se trata de un tipo pacífico, cauto y reservado en la expresión de sus emociones. A veces caen en la “Parálisis del Análisis”

Estilo Controlador

Estas personas se orientan a la acción directa, a la eficacia y a conseguir resultados. Son capaces de desarrollar una gran energía. Tienen muy claro lo que quieren conseguir y cuáles son sus
objetivos.
Tienen tendencia a mostrar claramente a los demás cuáles son sus opiniones, pero reservándose sus emociones. Son personas racionales, reservadas y más bien frías. Les gusta tener a los demás bajo su control y empujarles al ahorro de tiempo y dinero. Les mueve la productividad pura y dura. 
 
CONCLUSIONES:
 
El tipo de personalidad al que denominamos promotor se caracteriza por ser dominante y espontáneo en su relación con los demás. El sustentador acepta bien las sugerencias aunque tiene poco autocontrol sobre sus impulsos. Su estilo es sumiso y espontáneo. El controlador es dominante y hace gala de un gran autocontrol. El Analítico destaca por su buena aceptación de las opiniones ajenas y por un buen autocontrol de sus emociones. 
 
Existe el mito de que las relaciones con otras personas son difíciles. Lo cierto es que cada persona
presenta un estilo de personalidad definido y responde a motivaciones distintas. Si somos capaces de identificar a cada persona con su estilo de personalidad, nos resultará más fácil relacionarnos con
él porque sabremos de antemano qué le motiva y cómo tratarlo. 
 
Puede haber personas con un estilo muy definido y otras que presenten una mezcla de dos o más estilos. En este caso se alejarían del patrón puro. 
 
Diego Gallardo
 
Fotos de Jose Mª Piulestán


1 comentario

Mis defectos y los tuyos

! Qué fácil es encontrar defectos !, cualquier tonto puede hacerlo. Pero encontrar cualidades, eso es para los espíritus superiores que son capaces de inspirar todos los éxitos humanos.

Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña reunión nocturna. Fue una dura asamblea de herramientas para arreglar sus diferencias.

El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó con carácter irrevocable y de urgencia que tenía que renunciar. ¿La causa? ¡Hacía demasiado ruido!. Y, además, se pasaba el tiempo golpeando.

El martillo, malhumorado, aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo; dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo.

Ante el ataque, el tornillo aceptó también a regañadientes, pero a su vez pidió la expulsión de la lija. Hizo ver que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás.

Y la lija estuvo de acuerdo, con la boca pequeña, a condición de que fuera expulsado el metro que siempre se la pasaba midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto.

Entre esta discusión se hizo de día y a la hora habitual entró el carpintero, se puso el delantal y dio comienzo a su jornada de trabajo.

Utilizó el martillo para clavar unos clavos, la lija para pulir el tablero, el metro para medir las patas y el tornillo para fijar el tablero a las patas y construir una funcional mesa de cocina. Finalmente, la tosca madera inicial se convirtió en un fino mueble.

Al caer la tarde, cuando la carpintería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación, tomó la palabra el serrucho, y dijo con cara de circunstancias:

“Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos. Así que no pensemos ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos buenos”.

La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba fuerza, la lija era especial para afinar y limar asperezas y observaron que el metro era preciso y exacto.

Se sintieron entonces un equipo capaz de producir muebles de calidad. Se sintieron orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos.

Ocurre lo mismo con los seres humanos. Observen y lo comprobarán. Cuando en una empresa o grupo de personas de cualquier tipo,  el personal busca a menudo defectos en los demás, la situación se vuelve tensa y negativa. En cambio, al tratar con sinceridad de percibir los puntos fuertes de los demás, es cuando florecen los mejores logros humanos.


3 comentarios

Si tu sabes lo que vales ve y consigue lo que mereces

Excelente mensaje de un padre a su hijo. Impresionante. Aunque las películas de Rocky pueden parecer burdas y llenas de golpes y puñetazos, sin el mas mínimo interés para algunas personas, en esta ocasión me sorprendió Stallone, al dedicarle a su hijo una serie de mensajes para mejorar su autoestima y ponerle los pies en el suelo, eso si, desde el cariño de un padre.

En el vídeo podrás escuchar toda el “speech”, y al final de este, podrás leerlo. Te invito encarecidamente a que lo veas.


Deja un comentario

¿Existe la casualidad?

A menudo damos el carácter de casual a situaciones que vivimos y que no podemos dar una explicación racional, pero ¿realmente es casual, causal o acasual?

Estos dos términos, SINCRONICIDAD y SERENDIPIA no son sinónimos, pero podríamos decir que guardan algunas coincidencias en su esencia. Tanto la Sincronicidad, cómo la Serendipia podemos decir que parten de lo inexplicable, son dos fenómenos a los que no los podemos tratar desde nuestra lógica, y salen de lo que marca la frontera de nuestro sentido común (que es el menos común de nuestros sentidos).

Vamos a ver cada uno de estos dos fenómenos por separado.

La Sincronicidad

Este término lo acuñó Carl Gustav Jung, hace 50 años. Es un fenómeno que todos hemos experimentado; veamos varios ejemplos:

–          Recuerdas a alguien que hace tiempo que no ves y poco después te lo encuentras.

–          Piensas en un país y al poco tiempo conoces a un oriundo de dicho país.

–          Te ronda una duda por la cabeza y de repente, encuentras un libro que te la aclara.

En nuestro concepto de las cosas, estamos acostumbrados en pensar en la ley de causa-efecto, es decir, todo para por algo, todo efecto sucede por una causa. Pero ¿cómo suceden estos hecho “sincronizados”?

Últimamente se ha puesto de moda el concepto de “la atracción” y “la visualización”, nombres nuevos para fenómenos viejos, me explico, ¿podríamos decir que La Ley de la Atracción es a lo que Jung le llamó Sincronicidad en 1.952 en un artículo llamado “Synchronizität als Prinzip akausaler Zusammenhänge” (“Sincronismo como principio de las conexiones acasuales“)?.

Pues me contesto yo mismo: probablemente.

Todos hemos vivido una experiencia de Sincronicidad. Pero mi opinión sobre este fenómeno es clara:

Debemos aprender a interpretar este fenómeno. No ocurre por casualidad, así que debemos buscar su significado.

La red está llena de artículos sobre Sincronicidad, sobre el “efecto Pauli”, sobre Carl G. Jung, etcétera.

Te invito a investigar este fenómeno y a que compartas experiencias, en la sección  “Comentarios”, puedes anotar tus experiencias sobre Sincronicidad. Escribe casos que te hayan ocurrido a ti o a personas de tu entorno, comprobarás que a muchos nos ha ocurrido situaciones similares.

Pasemos al segundo fenómeno.

La Serendipia

Este fenómeno es muy curioso, te pongo un ejemplo:

“Hace mas de 500 años, un marino de procedencia latina, parte del Puerto de Palos para viajar a India. Pretende tomar una ruta marina distinta y pone rumbo al oeste. Meses después “descubre” lo que luego se llamaría América… aunque él, por si acaso había acertado, llamó indios a los aborígenes que encontró en esas tierras.”

Otro ejemplo:

Alexander Fleming, en 1922, estaba analizando un cultivo de bacterias tratando de hallar un compuesto que pudiera matar bacterias sin destruir los glóbulos blancos como hacía el fenol en la época. Por accidente se le cayó una lágrima sobre la placa de petri y observó que al cabo de un tiempo éste aparecía con la zona afectada sin señal de bacterias. Tras extraer la enzima causante descubrió el antibiótico”

Creo que es suficiente con esos dos ejemplos, la Serendipia es un hallazgo al que se llega de forma inesperada, sin buscarlo… conscientemente.

Me pregunto: ¿Por qué ocurren las Serendipias?, ¿Por casualidad?…

Yo NO creo en las casualidades, pero no tengo una explicación racional para este fenómeno. La historia está plagada de ellos, desde Cristobal Colón, hasta Newton al que le cae una manzana para que piense en la Teoría de la Gravedad… curioso.

Para terminar, como te decía antes, utiliza la sección de “comentarios” para comentar fenómenos que conozcas sobre Sincronicidad o Serendipia, será interesante.

Diego Gallardo

Tu Calidad de Vida


Deja un comentario

El pescador y el banquero

Cuánto tiempo de nuestras vidas desperdiciado buscando lograr una felicidad que ya se tiene pero que muchas veces no vemos…

Un banquero americano estaba en el muelle de un pueblecito caribeño, cuando llegó un bote con un solo pescador. Dentro del bote había varios atunes de buen tamaño.

El americano elogió al pescador por la calidad del pescado y le preguntó ¿cuánto tiempo había tardado en pescarlos?

El pescador respondió que sólo un rato.

El americano le preguntó por qué no permanecía más tiempo y sacaba más pescado.

El pescador dijo que él tenía lo suficiente para satisfacer las necesidades inmediatas de su familia.

El americano le preguntó ¿qué hacía con el resto de su tiempo?

El pescador dijo:

– “Duermo hasta tarde, pesco un poco,  juego con mis hijos, hago la siesta con mi señora, voy todas las noches al pueblo donde tomo vino y toco guitarra con mis amigos. Tengo una vida agradable y ocupada”

El americano replicó:

– “Soy de Harvard y podría ayudarte. Deberías invertir más tiempo en la pesca y, con los ingresos, comprar un bote más grande y, con los ingresos del bote más grande, podrías comprar varios botes; llegarías a tener una flota de botes pesqueros. En vez de vender el pescado a un intermediario lo podrías hacer directamente a un procesador y, eventualmente, abrir tu propia procesadora. Deberías controlar la producción, el procesamiento y la distribución. Deberías salir de este pueblo e irte a la capital, donde construirías una gran empresa en expansión”.

El pescador le preguntó:

– “¿Pero cuánto tiempo tardaría todo eso?”

A lo cual respondió el americano:

– “Entre 15 y 20 años”.

– “¿Y luego qué?“, preguntó el pescador.

El americano se rió y dijo que esa era la mejor parte.

– “Cuando llegue la hora deberías vender las acciones de tu empresa al público. Te harías rico… tendrás millones!!!!!”.

– “Millones … y luego qué??”

– “Luego te puedes retirar. Te mudas a un pueblecito en la costa donde puedes dormir hasta tarde, pescar un poco, jugar con tus hijos, hacer siesta con tu mujer, ir todas las noches al pueblo donde tomas vino y tocar guitarra con tus amigos”.

Y el pescador respondió:

– “¿Y acaso eso no es lo que ya tengo?????”.

 

MORALEJA:

Cuánto tiempo de nuestras vidas desperdiciadas buscando lograr una felicidad que ya se tiene pero que muchas veces no vemos.

La verdadera felicidad consiste en amar lo que tenemos y no sentirnos mal por aquello que no tenemos.

LA FELICIDAD ES UN CAMINO, NO UN DESTINO


2 comentarios

INTELIGENCIA EMOCIONAL

LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

Hace algún tiempo que me estoy informando sobre este concepto, y me parece mentira que apenas se le dé importancia en la educación de nuestros hijos, sobre todo, teniendo en cuenta la importancia que tiene para la gestión de conflictos y las relaciones personales.

Resulta curioso observar cómo personas con un altísimo nivel intelectual fracasan en la vida y cómo personas con coeficientes de inteligencia mas bajos triunfan y se relacionan mejor. En esto juega un papel principal la Inteligencia Emocional.

Pido perdón de antemano si al tratar de compartir mis impresiones sobre este tema cometo algún error técnico, pero no soy psicólogo (de momento…)

¿Qué es ser inteligente?

Entendemos por inteligente al que tiene muchos conocimientos, pero sabemos que hay personas muy inteligentes que no llegan a conseguir sus objetivos vitales, no son felices o no llegan a donde quieren llegar, sin embargo, hay personas que no entrarían en nuestros cánones clásicos de inteligencia y, sin embargo, si que llegan a cumplir con sus expectativas y logran sus objetivos. Entonces ¿qué es ser inteligente?, ¿Qué es la Inteligencia Emocional?

Según los entendidos, nuestra parte izquierda del cerebro controla la parte cognitiva, es decir, los conocimientos. En la parte derecha, más concretamente en la zona lateral temporal, en el lóbulo de la ínsula,  se localizan las emociones, los sentimientos, los recuerdos, todo aquello que tiene que ver con nuestro funcionamiento afectivo, con la Inteligencia Emocional.

Cuando oímos que a partir de los 12 años nos resulta muy difícil aprender cosas nuevas, se refiere mas bien a conocimientos a datos, sin embargo si que podemos aprender hasta la edad adulta a manejar y gestionar nuestras emociones. Esto se debe a que la experiencia nos facilita el aprendizaje, ya que en algún momento habremos cometido algún error y habremos sufrido por ello. La inteligencia emocional, nos ayuda a saber relacionarnos con los demás y a saber aplicar los conocimientos que hemos aprendido, adaptándonos a nuestro entorno de una manera positiva y provechosa.

Para centrarnos en el tema, tengamos en cuenta la definición Robert Cooper sobre la Inteligencia Emocional:

“Es la capacidad de sentir, entender, controlar y modificar los estados anímicos propios y ajenos”

Vamos por partes:

SENTIR, la capacidad de sentir nuestras emociones, nuestros sentimientos, a veces no queremos o no podemos sentirlos porque nos ponemos una venda ante un sentimiento que no nos gusta.

ENTENDER, que no existen emociones negativas ni positivas, sino agradables y desagradables, y éstas últimas, las desagradables nos avisan de la naturaleza de la situación que estamos experimentando en ese momento y nos indica que tenemos que tomar el camino correcto para encarar esa situación.

CONTROLAR, a veces no controlamos nuestras emociones o reacciones, controlar las nuestras reacciones  es fundamental para nuestras relaciones interpersonales. Cómo dijo Aristóteles sobre el enfado, este se debe de tener “con la persona correcta, en la intensidad correcta, momento correcto, forma correcta y motivo correcto.” A veces lo pagamos con quien no debemos y somos desproporcionados. Controlar no significa, en este caso, anular, sino saber gestionar las reacciones y emociones.

MODIFICAR, nuestras emociones y las emociones que provocamos en los demás. Este definitivo paso es primordial en la Inteligencia Emocional. Saber modificar nuestras reacciones para mejorar nuestra calidad de vida y la de los demás.

 La Inteligencia Emocional y sus habilidades prácticas

La Inteligencia Emocional determina nuestro potencial para aprender y desarrollar las habilidades prácticas que se basan en estos 5 elementos:

                                        

–          AUTOCONOCIMIENTO

La autoconciencia, capacidad de reconocer un sentimiento mientras está ocurriendo para poder modificar esta reacción, emoción o estado anímico. Conocer la vinculación entre nuestros deseos, nuestros pensamientos y nuestros estados anímicos. Conocer nuestros puntos fuertes y débiles y saber escuchar a otras personas para conocernos mejor desde otro punto de vista.

–          AUTOCONTROL

Gestión de mis emociones, no se trata de reprimir sentimientos o emociones, sino de saberlos manejar. No es el encendido o apagado de un equipo de música, sino el botón del volumen. Saber controlar nuestra reacción ante algún cambio en nuestro entorno. 

–          MOTIVACIÓN

La motivación es la conducta dirigida hacia un fin y la automotivación se pone a prueba cuando las situaciones externas empeoran. La confianza en uno mismo es fundamental para la automotivación. El optimismo y el entusiasmo son vitales para la motivación, así como la persistencia y la resistencia al fracaso.

–          EMPATÍA

Saber ponerse en el lugar del otro y ver el conflicto desde su punto de vista. Entender al otro y hacérselo saber. Saber escuchar activamente.

–          HABILIDADES SOCIALES

Un conjunto de habilidades sociales que se desarrollan como el liderazgo, el trabajo en equipo, la capacidad de persuasión, la capacidad de cooperación o servicio.

 

En nuestra vida cotidiana las emociones nos puedes facilitar o dificultar nuestras relaciones personales.  Aprender a desarrollar o mejorar nuestra Inteligencia Emocional nos ayudará a mejorar nuestra vida, nuestras relaciones sociales, de pareja, de negocios, en general cualquier interacción personal.

Diego Gallardo

Tu Calidad de Vida