Tu Calidad de Vida (Diego Gallardo)

Salud, Bienestar y Calidad de Vida


3 comentarios

Si tu sabes lo que vales ve y consigue lo que mereces

Excelente mensaje de un padre a su hijo. Impresionante. Aunque las películas de Rocky pueden parecer burdas y llenas de golpes y puñetazos, sin el mas mínimo interés para algunas personas, en esta ocasión me sorprendió Stallone, al dedicarle a su hijo una serie de mensajes para mejorar su autoestima y ponerle los pies en el suelo, eso si, desde el cariño de un padre.

En el vídeo podrás escuchar toda el “speech”, y al final de este, podrás leerlo. Te invito encarecidamente a que lo veas.

Anuncios


Deja un comentario

EL PODER DEL PENSAMIENTO – y +

¿Qué poder tiene nuestro pensamiento sobre nosotros?, ¿Cómo influyen nuestros pensamiento en nuestra vida, en nuestro destino?, ¿Realmente existe el poder de la atracción?

Todas estas preguntas tienen una respuesta afirmativa, nuestro pensamiento es capaz de moldear nuestra personalidad y está preparado para ayudarnos a cambiar nuestra conducta.

Debido a que estamos preparados genéticamente desde hace miles de años para sobrevivir, nuestro cerebro tiene facilidad para recordar los episodios desagradables y frustrantes de nuestra vida, con el fin de que aprendamos de ellos y en posteriores situaciones similares, seamos capaces de solucionar el  problema.

Tenemos mas facilidad para recordar lo malo que lo bueno, y esto no es porque nuestro cerebro nos quiera hacer daño o amargarnos la vida, sino porque de esa manera, aprendemos de los errores.

Hace miles de años nuestros antepasados cavernícolas si eran atacados por una bestia y salían con vida, podían reconocer el peligro mas adelante si se encontraban en una situación similar y volver a salir airosos.

Hoy por hoy, nos pasa algo similar, en situaciones que tienen un desenlace desgraciado para nosotros, nuestro recuerdo nos dejará ese episodio latente en nuestro subconsciente con el fin de que aprendamos de esta situación y podamos resolverla satisfactoriamente en otros momentos similares.

Cuando no sabemos superar esas situaciones aparece la depresión.

Hay que entender que este mecanismo de defensa que tiene nuestro cerebro, haciéndonos recordar momentos amargos y desagradables, es en sí mismo un sistema de aprendizaje ante situaciones traumáticas. Debemos saber entender este mecanismo y salir adelante en situaciones difíciles, dándole sentido al recuerdo recurrente de la desgracia.

Pero volviendo al título del artículo, ¿Qué poder tiene el pensamiento negativo o positivo en nosotros?

Nuestro cerebro no distingue realidad de ficción, y es autosugestivo, es decir, SE CREÉ LO QUE PENSAMOS.

Si le mandamos información a nuestro cerebro sobre nosotros constantemente, el cerebro lo procesa, sin plantearse si es real o no, tanto para lo bueno como para lo malo.

Si nos llevamos durante un tiempo diciéndole a nuestro cerebro que somos lo peor de lo peor y que somos un desastre, nuestro cerebro no lo discutirá y modificará nuestra conducta hacia ese pensamiento que hemos enviado.

Por otro lado, si informamos a nuestro cerebro, a base de pensamientos, anhelos y deseos, de que somos los mejores, de que vamos a triunfar, de que vamos a conseguir lo que nos proponemos, y además esto lo acompañamos con visualización, nuestro cerebro cumplirá con nuestro encargo y nos preparará el camino.

De este tema nos habla la PNL (Programación Neurolingüística):

“Programación Neurolingüística significa que nuestros pensamientos están conformados de palabras, de lenguaje (lingüística) y este lenguaje califica lo que nos rodea con palabras y estas viajan por las neuronas para crear un programa. Cuando repetimos ciertas palabras con frecuencia se va convirtiendo este mensaje en un programa. Estos programas ya instalados producen emociones que dirigen nuestras conductas y nuestras reacciones.

Esto quiere decir que a lo largo de toda nuestra vida hemos instalado cientos de programas desde antes de nacer. Al principio de nuestra vida, los programas fueron instalados por nuestros padres, abuelos, familiares; más adelante por nuestros maestros, amigos y por los medios de comunicación. Estos programas los aceptamos sin darnos cuenta si nos favorecen o nos dañan. Simplemente allí están. También tenemos programas que nosotros mismos hemos instalado y de igual manera, algunos son buenos y otros no tanto.”

En definitiva, tenemos el poder de cambiar nuestra conducta Y NUESTRA VIDA a través de nuestro pensamiento.

Cómo decía anteriormente, si esto lo acompañamos con visualización es muy efectivo, nuestro cerebro no distingue si una imagen es real o no lo es, si creamos una imagen de éxito en nuestro cerebro, una imagen consiguiendo lo que queremos, una imagen de ganador, viéndonos en esa imagen cómo queremos estar en un futuro, nuestro cerebro nos ayudará a convertir ese deseo en realidad.

Evidentemente, acompañando a esos pensamientos y visualizaciones con trabajo y dedicación es cómo conseguiremos que nuestro cerebro nos ayude a conseguir lo que queremos, ya que sin esfuerzo es imposible conseguirlo.

 

Diego Gallardo

Tu Calidad de Vida


Deja un comentario

Ser un LIDER en 10 dias

Si realmente quieres ser un líder. Si quieres recibir cada día cientos de emails pidiéndote consejo. Si quieres despertar interés y tener magnetismo personal. Si quieres que las personas, a tu paso, te alaben. Si quieres que desde los balcones te lancen pétalos de rosas y jazmines. Si quieres que decenas de personas callen cuando tu comienzas a hablar. Si quieres, también, que en las próximas generaciones nazcan miles de niños a los que sus padres, en la pila bautismal, los bendigan con tu nombre… sigue estos diez pasos… ¡ si puedes !

Evidentemente he exagerado un poco en el preámbulo anterior, es imposible cambiar todos nuestros hábitos en diez días ¿o no?, pero vamos a ver una serie de cualidades que te harán llegar a ser un líder con más facilidad, entendiéndose por liderazgo el conjunto de capacidades que un individuo tiene para influir en un conjunto de personas, haciendo que este equipo trabaje con entusiasmo en el logro de metas y objetivos. También se entiende como la capacidad de tomar la iniciativa, gestionar, convocar, promover, incentivar, motivar y evaluar a un grupo o equipo.

Vamos con esas diez cualidades, una para cada día.

 

Día 1º-  Convence, primero, al que te mira desde el espejo.

Tu fan número 1, el responsable de marketing y publicidad de tu personalidad, tu manager o representante es la persona que te mira desde el espejo cada mañana. Es a esa persona a la que tienes que convencer, en primer lugar, de tu valía.

El primer día lo dedicaremos a repetirnos una y otra vez todas nuestras aptitudes y puntos fuertes. Eres un ser único, no hay nadie como tu, ni lo habrá jamás sobre la faz de la tierra.

Tienes todos los ingredientes del éxito, con la suficiente actitud podrás conseguir lo que te propongas.

Piensa lo siguiente: Tanto si piensas que fracasarás, cómo si piensas que conseguirás el éxito, en ambos casos, ACERTARÁS.

 

Día 2º-  Desarrolla una personalidad edificante.

A partir del segundo día, trabaja en este importante aspecto. Aprende a tener una actitud edificante. Trata de edificar con todos tus comentarios. Edificar es lo contrario que demoler, y a veces somos “demoledores” con nuestros comentarios.

Cuando hables sobre alguien, EDIFICA, habla de los aspectos positivos de esa persona, sobre todo, si no está delante. Lo peor de un “líder” es que critique a otros a sus espaldas. No entres en conversaciones demoledoras, ese no es lugar para un líder.

Se constructivo en la crítica y siempre destaca los aspectos positivos de las personas y situaciones. Eso hará que la gente quiera estar a tu lado.

 

Día 3º-  Aprende a preocuparte realmente por los demás.

Empieza a aprender a escuchar. Las personas valoran sobremanera a las personas que las escuchan. Todos queremos que nos dediquen cinco minutos de tiempo.

Aprende a escuchar, a recordar los nombres de las personas. Créate el hábito de interesarte por su familia, si tienen pareja, si tienen hijos (sus nombres), las personas te lo agradecerán.

Te verán como alguien cercano. Sobre todo aprende a escuchar activamente, que la otra persona “vea” que la estás escuchando.

 

Día 4º-  Sé autodisciplinado.

Márcate un objetivo claro, comunícalo a los que te rodean, establece objetivos a corto, medio y largo plazo, y trabaja duro para conseguirlo.

Debes marcarte un objetivo y comprometerte de tal manera con él, que no tengas miedo en comunicárselo a los que te rodean. Eso dirá de ti que eres una persona con metas claras y transmite seguridad a los demás.

Establece metas a corto plazo, estas metas son metas de seguimiento, fáciles de abordar y te imprimirán seguridad en ti mismo.

Las metas a medio y largo plazo serán una consecución de ir cumpliendo las de corto plazo, llegarán en su momento.

Las personas, se dejarán guiar por ti, si ven que tienes clara tu hoja de ruta hacia el éxito.

 

Día 5º-  Aprende a hablar desde el corazón, sé apasionado.

Se apasionado en tu misión, si trasmites pasión se contagiará. Una persona apasionada en un objetivo, genera a su alrededor un clima de positivismo que ayuda a sus semejantes a conseguir sus metas.

Habla con pasión sobre tu misión y la misión de los demás. Todos buscamos a una persona a nuestro lado que nos dirija con pasión y con las ideas claras.

 

Día 6º-  Aprende a ser proactivo.

Os dejo una definición de proactividad: El término proactivo refiere a una actitud que puede ser observable en cualquier ser humano y que se caracterizará principalmente entre otras cuestiones por el asumir el control de su vida de modo activo, es decir, lo estático, lo permanente, para una persona que decide como forma de vida adoptar la proactividad no existirá más si es que alguna vez existió, ya que la iniciativa en el desarrollo de acciones marcadas por la audacia y la creatividad serán la manera natural de actuar y comportarse de una persona proactiva/o.”

Una persona proactiva toma las riendas de su vida, no se deja avasallar, ni desmotivar por nadie. El proactivo, maneja su vida y sabe adaptarse, modificarse y actualizarse para sacar máximo provecho a las oportunidades que le surgen (o a las oportunidades que él crea con su actitud).

 

Día 7º-  Aprende a practicar la comunicación asertiva.

“Como estrategia y estilo de comunicación, la asertividad se diferencia y se sitúa en un punto intermedio entre otras dos conductas polares: la agresividad y la pasividad (o no asertividad). Suele definirse como un comportamiento comunicacional maduro en el cual la persona no agrede ni se somete a la voluntad de otras personas, sino que manifiesta sus convicciones y defiende sus derechos.

Es una forma de expresión consciente, congruente, clara, directa y equilibrada, cuya finalidad es comunicar nuestras ideas y sentimientos o defender nuestros legítimos derechos sin la intención de herir o perjudicar, actuando desde un estado interior de autoconfianza, en lugar de la emocionalidad limitante típica de la ansiedad, la culpa o la rabia”.

La comunicación asertiva se puede entrenar y nos servirá parapoder comunicarnos con cualquier persona sin crear conflictos innecesarios. Un líder que se precie, debe ser asertivo, para poder comunicarse sin herir sensibilidades, aun cuando está dando un punto de vista contrario al de la persona que tiene enfrente.

 

Día 8º-  Desarrolla la credibilidad.

Nadie sigue a un líder, si no cree en él. Sé claro, sincero y honesto.

La credibilidad es fugaz y como se consigue se puede desvanecer en el aire. Trabajemos este particular aprendiendo a ser sinceros y creíbles.

No debemos temer ser claros y sinceros, aunque tenemos que aprender a decir lo que pensamos, pero sobre todo pensar, muy bien, lo que decimos.

 

Día 9º-  Refuerza tu carisma.

Estamos casi llegando al final, el noveno día trabajaremos el carisma. El carisma es la cualidad de atraer y “cautivar” a los demás. Desde un punto de vista positivo y sin afán manipulatorio, debemos de reforzar nuestro carisma, entrenando nuestra capacidad de oratoria, nuestra apariencia y sobre todo, nuestra autoestima.

Un líder carismático es aquel que transmite aun cuando está callado.

El principal aspecto es trabajar con nuestra autoestima, es primordial tener confianza en nosotros mismos, para ser carismático.

Tenemos que trabajar en nuestra forma de comunicarnos, en qué decimos y en cómo lo decimos, mejorar nuestra capacidad de hablar en público.

Hemos de cuidar nuestro aspecto exterior, la primera impresión es muy importante así que, en la medida de nuestras posibilidades, debemos de tener un aspecto inmejorable.

 

Día 10º-  Cualquiera puede ser un líder, sin ser el jefe.

Por último recuerda que aunque no tengas una responsabilidad jerárquica sobre el grupo de personas, aunque no seas el “jefe”, puedes ser el líder, así que ten en cuenta que el líder no tiene nada que ver con el puesto que ocupas, porque el líder se elige, no se impone.

Da igual en que grupo de personas te encuentres, tu puedes ser el líder, el que lleva la voz cantante, al que siguen los demás, el que dirige el barco.

El líder, sin disponer necesariamente de esta autoridad jerárquica, tiene también capacidad de decidir la actuación del grupo en base a la influencia que ejerce, que viene determinada por la “autoridad moral” que ejerce sobre el resto del equipo.

 

Hasta aquí estos diez aspectos, que aunque el título decía que se pueden aprender en diez días, creo que nos llevará algo mas de tiempo. Trabaja cada uno de ellos y lograrás ser un referente para el grupo al que pertenecer.

 

Diego Gallardo

Tu Calidad de Vida


Deja un comentario

SOY un Triunfador

A partir de hoy me repetiré cada mañana, cada tarde y cada noche: “¡ SOY un Triunfador !”

Ya me cansé de comer las migajas, ya me harté de esperar, ya no soporto quedarme un paso atrás, ya llegó mi paciencia al límite.

Cada mañana cuando me despierte, me habré olvidado de mi día anterior, mi mochila estará liviana y sin peso, no recordaré sinsabores ni batallas perdidas, mi pensamiento será como un pergamino limpio aún por escribir.

Cada mañana al levantarme mis primeras palabras se las dedicaré a mi motor, a mi alma, a mi mejor amigo, a mi peor enemigo, a la fuerza que me mueve, al dueño de mi destino, al arquitecto de mi vida, en definitiva me las dedicaré a MI.

Cada mañana me levantaré con la fuerza de una manada de búfalos, me levantaré como un resorte para decirme con ímpetu: “¡ SOY un Triunfador !”

Y cada tarde, cuando comienza la segunda parte del día, cuando otros se duermen o ven la televisión para vivir la vida de otros, cuando me queda medio día para llegar a donde yo quiero estar, volveré a dedicarme esas 3 palabras.

Cada tarde, cuando comience a dudar en si estoy en el camino equivocado o no, cuando me asalte la incertidumbre, cuando aún no han hecho efecto los consejos de los pesimistas, frustrados y negativos, volveré a susurrarme esas 15 letras, como notas musicales.

Cada tarde para volver a recargar mis pilas me diré con fuerza y convicción: “¡ SOY un Triunfador !”

Así mismo, cada noche, antes del reparador sueño, cuando me tumbe en la cama y haga un balance del productivo día, cuando se relajen cuerpo y alma, volveré a recitarme esas maravillosas palabras.

Cada noche, cuando todos duerman, cuando el día ya se consumió sin remedio, cuando ya no hay vuelta atrás, cuando mi esposa e hijos descansen tranquilos y confiados en que su padre vela por ellos, volveré a dedicarme mis palabras mágicas, el abracadabra del éxito y de mi superación.

Cada noche, como un bálsamos reparador, como el elixir para las heridas sufridas en el día, volveré a repetir esas palabras.

Cada noche, antes de conciliar el sueño, me repetiré con certeza: “¡ SOY un Triunfador !”

A partir de hoy he decidido gritarme a los cuatro vientos: “! SOY un Triunfador !”

Diego Gallardo

Tu Calidad de Vida

 

 

 

 


Deja un comentario

Zombies animicos

Hace unos días que publiqué el artículo: “Vampiros emocionales y otras criaturas oscuras”. Éste artículo gustó mucho, pero el enunciado avisaba que había más almas siniestras, pues esta es otra criatura oscura, el Zombie Anímico, el negativizador.

El Zombie Anímico, es un ser similar a los que podemos ver en las películas de George A. Romero, son seres que vagan sin alma por la ciudad, caminan lenta y pesadamente emitiendo gruñidos y dejando tras de sí un pestilente rastro de destrucción, sus mirada opacas y agonizantes divisan el terreno en busca de alguna víctima a la que comerle el cerebro y sorberle hasta la última gota de esperanza que le quedaba para sobrevivir.

Son criaturas en busca de almas cándidas, que tienen todavía luz en la mirada, y que en cuanto detectan un hálito de positividad a su alrededor, se  ciernen sobre su víctima para lanzar sobre él toda su negatividad, anulando la iniciativa y la personalidad de su martirizado, que irremediablemente pasará a formar parte de las huestes de zombies anímicos, y seguirá la misión de aniquilar ilusiones.

El Zombie Anímico, se manifiesta a las primeras de cambio y son fáciles de identificar, ya que muchos de ellos empiezan sus negativas e hirientes frases diciendo: “Te voy a ser sincero…”, “Mira, yo soy muy claro…” o la mas peligrosa; “Yo soy muy positivo, pero…”. Cuando escuches esto, empieza a huir.

El Zombie Anímico, el negativizador, es un ser amargado que proyecta su incapacidad y sus frustraciones en los demás, tratando de que nadie a su alrededor tenga la mas mínima posibilidad de triunfar.

En su ánimo está el ir desgastando cualquier atisbo de iniciativa de mejora por nuestra parte y tratará de ponernos de manifiesto todas las trabas y problemas que nos vamos a encontrar en nuestro camino.

COMO DEFENDERNOS DE ELLOS

En primer lugar, piensa por un momento que en ninguna película de zombies el protagonista, si quiere sobrevivir, va en busca de ellos. A menudo solemos ir a contarle nuestros proyectos, buscando su aprobación, ERROR, no vayas a buscar a un Zombie Anímico para contarle tus proyectos de futuro, a no ser que quieras que te destroce la ilusión. Por lo cual el primer punto sería mantenerlos alejados, y si crees que son ellos los que van a venir a buscarte, mas vale que selles las puertas y ventanas de tu casa clavando tablones de madera por dentro.

Por otro lado, agradece la crítica, es decir, cuando venga en Zombie y nos suelte su parrafada, cuando termine, dile: “muchas gracias, lo tendré en cuenta”, no entres en discusión, la mejor forma de ganar una guerra es no entrar en combate.

 

EVITA LA EXPOSICIÓN A ZOMBIES ANÍMICOS

Ten claro que somos animales de imitación, si te rodeas de gente negativa, te volverás como ellos. Este ejemplo es claro, hasta en los perros y las personas, no te has fijado que con el paso del tiempo un perro y su dueño terminan pareciéndose hasta físicamente.

Rodéate de gente positiva, elimina de tu dieta los elementos nocivos y dañinos, es decir, busca la asociación con personas que te aporten equilibrio y cosas positivas.

Evita las conversaciones negativas o destructivas, si alguien empieza a hablar en esos términos, vete de ese lugar o dile que esa conversación no te interesa.

En definitiva, por mala suerte para ellos, existen numerosos Zombies Anímicos, ahí afuera, detéctalos y evítalos. A veces se les conoce hasta por la expresión de la cara, como sabes La cara es el espejo del alma, pero en el caso de los Zombies Anímicos: La cara es el espejo de su culo, en cuanto veas una cara de ese tipo, ya sabes, pies en polvorosa.


2 comentarios

ALQUIMIA MENTAL – La transmutacion de los pensamientos

El arte o la ciencia de la alquimia, perseguida, ansiada y estudiada desde hace cientos de años, afirmaba que se podían convertir metales simples en ORO.

Así, desde la antigua Mesopotamia, durante la edad media y hasta nuestros días, científicos, doctores, investigadores y demás personas de ciencia, se afanaban en conseguir la fórmula de la transmutación de los metales para convertir, después de numerosas pruebas y ensayos, diversos metales en el preciado metal dorado.

La historia, la literatura y las leyendas están plagadas de numerosos episodios de luchas, sangre y disputas por conseguir tan preciada fórmula.

¿Qué es para mi la Alquimia Mental?

Pues si la antigua ciencia trataba sobre la conversión en oro de metales simples, para mi la Alquimia Mental, sería la transformación de nuestros pensamientos simples, negativos o poco provechosos y motivantes en pensamientos preciados, enriquecedores y motivantes.

Dicha Alquimia Mental, trataría el arte o ciencia de conocer los mecanismos de nuestra mente para controlarlos y dominarlos para nuestro provecho y poder cambiar esos pensamientos que nos dañan y no nos ayudan en nada en pensamientos que nos sirvan en nuestra vida cotidiana y nos ayuden a lograr nuestra Calidad de Vida.

La Alquimia Mental es una capacidad que debemos aprender para enriquecer nuestra vida y la de los que nos rodean. Si logramos conseguir la fórmula de la transmutación de los pensamientos negativos y destructivos en pensamientos positivos y edificantes, lograremos el mayor tesoro que podemos conseguir, mas valioso que un viejo baúl repleto de monedas de oro. Con ese tesoro, podremos lograr alcanzar cualquier meta que nos propongamos.

Se dice que un 90% de nuestro tiempo estamos preocupados por cosas que el 90% de ellas no ocurrirán, esto es curioso, somos los números uno de la autoflagelación, nos encanta pensar en todas las posibilidades negativas, recrearnos en ellas y sufrir por ellas… un poco absurdo ¿no?

Nosotros somos nuestro mayor aliado y nuestro peor enemigo, somos la persona mas destructiva que podemos conocer… y a veces ejercemos como tales.

Es importantísimo, para nuestra salud mental y física, dejar de flagelarnos, dejar de quejarnos, dejarnos de victimismos y soltar ese lastre que no nos deja avanzar hasta donde queremos llegar.

Debemos aprender a eliminar pensamientos hirientes y transformarlos en pensamientos positivos. Si somos capaces de hablarnos a nosotros mismos con frases motivantes y positivas, nuestra mente creará el escenario que queremos habitar.

Nuestra mente es el “arma” mas poderosa del mundo y aún no sabemos utilizarla. Las personas “normales” usamos un 10% de capacidad mental… pero personas como Albert Einstein o Stephen Hawking, que han demostrado ser superdotados utilizaban un 12%… imagínate lo que nos queda por aprender.

El poder del pensamiento positivo y de la visualización es fundamental y debemos utilizarlos a nuestro favor. Hay pruebas que demuestran que si una persona está mirando un objeto, luego se retira y le dicen que piense en ese mismo objeto, se activan las mismas partes del cerebro cuando lo está mirando que cuando piensa en él, el cerebro no distingue lo visto de lo pensado. Es decir, si pensamos en positivo nuestro cerebro lo asimila como cierto y nos ayudará a llegar a nuestra meta.

Cómo decía antes debemos practicar la Alquimia Mental, y conseguir transformar toda esa energía desperdiciada en pensamientos negativos en energía positiva y pensamientos positivos, edificantes, gratificantes y motivantes.

Debemos convertir todos esos “pensamientos basura” en ORO, que enriquezca nuestra vida y la de los que nos rodean.

Diego Gallardo

Tu Calidad de Vida